Noticias FAOT

Entérate de todo
27
Ene

Miguel Inzunza entona en el FAOT Hermosillo. Una cálida clausura familiar

31719327484_5bf08787fc_kHermosillo, Sonora. 27 de enero del 2017.- La trova pisó tierras hermosillenses con un gran personaje del ámbito que viene a marcar su nombre de lleno. Después de una maravillosa jornada en la subsede Hermosillo, del Festival Alfonso Ortiz Tirado 2017, en la acogedora Plaza Alonso Vidal, es cuando se le dio el momento a exacto a Miguel Inzunza, trovador, para hacer su aparición, dándole una clausura digna a las actividades del ya conocido festival internacional.

 

Miguel Inzunza, trovador de orígenes sinaloenses, apareció en escena, entre risas y aplausos de los presentes, dándole las gracias a todo el público que se dio un tiempo de su aclamado viernes para asistir al evento. I
nzunza no llegó solo al escenario, pues en conjunto lo acompañaba Alejandro Cervantes, oriundo de La Habana, Cuba, cargando entre sus brazos un violín que haría una noche mágica, junto con el joven trovador. Guitarra en mano, y con los reflectores ya destacando su semblanza, Miguel Inzunza saludó a todos los que allí estaban. “Buenas noches, amigos de Hermosillo. No sabía que estaba haciendo tanto frío” bromeó, junto con unos arpegios de guitarra.

 

El guitarrista, compositor y cantautor de Sinaloa, dedicó en esta noche un amplio repertorio que incluía diversas canciones pertenecientes a sus más actuales álbumes. Para cada una y cada una de ellas, dedicó interludios para explica31719304164_29d2ca346d_kr la historia que conllevaba las letras concernientes a las canciones. Deleitó al público con canciones como “Fábrica de Aves”, “Canción en vano” y “Los días que no existimos”, junto con demás variedad fieles a sus composiciones, ésta última siendo referida como a “esas noches que no se mencionan; dedicada para los momentos que uno quiere olvidar” comentó el trovador. Asimismo, se encontraron éxitos como “Multiplícate”, de la pluma y letra del cantante, con la popular frase “Si hay que matar al deseo, yo quiero ser el asesino”, todo esto bajo las luces que adornaban tanto al sinaloense como al cubano.

 

Ni siquiera el frío pudo contener a la audiencia que acompañó al dueto de artistas, siguiendo al ritmo de cada canción, la letra entre coreos del público, siendo apoyados por el mismo Miguel Inzunza, junto con bromas que alegraban más y más el ambiente, haciendo de la noche, una inolvidable para muchos. También, él mismo preguntó a los asistentes por alguna canción de su preferencia, donde se mencionaron las conocidas “Bella” y “Cien veces”. Ya pasada la hora del evento, Inzunza entregó la pieza “La hermosa violencia”, la cual no se dejó esperar por los cantos de las seguidoras del cantante.

 

El carisma del trovador sinaloense y el violinista cubano, junto con los faros que anunciaban cada cambio anímico en torno a la canción, dependiendo de distintos tipos de colores, junto con la gran participación del público y el entusiasmo, hicieron de éste, el último evento de la subsede del FAOT, Hermosillo, una fantástica experiencia para todos los que estuvieron presentes. Para terminar la noche, Miguel Inzunza y Alejandro Cervantes interpretaron “Hacker”, canción del álbum “Circo bicicleta”, para después recibir el último aplauso que se escucharía en la Alonso Vidal. No obstante, para la alegría de los seguidores fieles, el trovador ofreció una firma de autógrafos en las faldas del escenario al término del concierto, terminando la noche de un viernes con los aromas finales de un FAOT. (José Manuel Avalos/ISC)