Noticias FAOT

Entérate de todo
21
Ene

Paola Gutiérrez y la ópera barroca

Por Dr. Jesús David Camalich Landavazo

Se habló de presenciar un concierto de música barroca, que incluía conciertos para orquesta y arias de ópera. Se presentaba a la orquesta Antiqva Metropoli junto a la mezzosoprano sonorense Paola Gutiérrez, quien fue galardonada con el premio “Talento Joven en Canto Operístico FAOT 2019”, recibido de manos de la Gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano.

La Orquesta Antiqva Metropoli dirigida por el maestro Juan Luis Matuz, escribe su nombre con la caligrafía que evoca la escritura del español en el período medieval; utiliza réplicas de los instrumentos de la época: a la orquesta barroca tradicional le incorporaron la “tiorba” (instrumento barroco, de la familia del laúd, pero de mucho mayor tamaño) y la guitarra barroca. Además, se presentaba como una “orquesta históricamente informada”; utilizando la afinación del La 415 (más grave del La 440, que es la afinación actual), y con el objetivo de ofrecer una ejecución e interpretación de la música barroca, tal como era ejecutada en dichos años. Se anticipaba un concierto con toda una gama de sonoridades, sensaciones, diálogos entre los instrumentos, melodías de muchos colores, y, finalmente, la interpretación de música y arias barrocas “estilísticamente correcta”, en donde los diferentes colores, sonoridades, ornamentación y polifonía instrumental estarían en su máxima expresión. La expectativa era muy alta.

La Orquesta Antiqva Metropoli se hace dueña del escenario e inicia la interpretación de un Concierto para cuerdas en Do Mayor de Antonio Vivaldi. Desde el primer acorde se apreció que la expectativa sería superada. Estaba ante la interpretación de música barroca como nunca la había escuchado previamente: la polifonía instrumental emergía con una claridad y pulcritud excelente; se podía seguir a cada sección de la orquesta [cuerdas (dos violines primeros, dos violines segundos, viola) y bajo continuo (violonchelo, contrabajo, tiorba y clavecín)] de manera grupal o individual; cada uno aportaba su melodía a aquella charla musical donde se apreciaba claramente lo que cada participante decía por sí mismo, pero también la conversación en su conjunto; la escala de sonoridades, del forte al pianissimo, pasando por una gama de puntos intermedios, con una articulación exacta; un ensamble extraordinario, mostraban que se estaba ante una interpretación de la música barroca “muy aproximada a la realidad de la época”, según se establece en la literatura especializada. En lo que a mi persona respecta, es la primera vez que escuchaba en vivo una agrupación de este tipo y con tal calidad interpretativa. La expectación por escuchar a la mezzosoprano Paola Gutiérrez aumentaba cada vez más.

Los pintores barrocos muestran una amplia gama de contrastes entre la luz y la sombra, lo claro y lo oscuro; el programa anticipaba arias de ópera barroca con este tipo de contrastes, de las plegarias al grito de lucha, de la evocación de regresar al lado del ser amado al rechazo de un amante forzado en la búsqueda de la amada perdida, en un mundo de ilusiones y tinieblas.  Es así como Paola Gutiérrez ingresa al escenario y muestra las razones de su galardón ganado.

Paola Gutiérrez tiene una voz de mezzosoprano dramática: un color oscuro pero no como el de una contralto; una voz con cuerpo, grande, robusta, perfectamente colocada, provista de una emotividad interpretativa capaz de contenerla en las plegarias y de lanzarla agresivamente en la guerra; con la extraordinaria habilidad de realizar ornamentaciones, coloraturas, saltos y demás requerimientos vocales que la época exige, con una extraordinaria musicalidad que cautiva y que llega a lo más profundo del corazón, mostrando una excelente capacidad escénica… Como diría el maestro Juan Arturo Brennan: “la ópera barroca no se canta como se canta Rossini, Verdi o Puccini. Estamos ante una cantante que conoce y domina perfectamente este estilo de interpretación”.

Conforme iba transcurriendo el programa, con las interpretaciones de las arias barrocas por Paola Gutiérrez y los conciertos para orquesta de cuerda por Antiqva Metropoli, la fuerza emotiva recibida seguía en aumento, como si se estuviera en un banquete, donde cada plato superaba al anterior y dicho banquete no parecía tener fin… Este tipo de voz es más común en países de la parte este de Europa hacia los países nórdicos, donde las voces graves son muy comunes, así como en México son muy comunes las voces agudas.

El numeroso público asistente a esta gala de la tarde en el Palacio Municipal de Álamos, fue testigo de una extraordinaria muestra de interpretación de la música barroca como se ejecutaba e interpretaba en esos años, utilizando réplicas de los instrumentos con la afinación de ese tiempo. Paola Gutiérrez y Antiqva Metropoli nos transportaron 350 años en el pasado. Espero que los artistas continúen en este proceso de investigación y difusión de música antigua, ofreciendo interpretaciones de época, corriente que inició hacia los años ochenta del siglo pasado. Enhorabuena por ellos.

Paola Gutiérrez Paola Gutiérrez (3) (1) Paola Gutiérrez (2)