Noticias FAOT

Entérate de todo
25
Ene

Primer Taller de ópera en FAOT: Resultados óptimos

Por Carlos Sánchez

Por primera vez el Festival Alfonso Ortiz Tirado, cuya esencia es el canto operístico, incluye en su programa el primer Taller de ópera, en el cual 15 jóvenes de diversos estados del país se ven beneficiados ante la conducción de los maestros especialistas en la rama:Teresa Rodríguez, Joan Dorneman, Eytan Pessen, Carlos Conde y Jorge Vargas.

 

Este viernes 25 de enero a las 20:00 horas en la penúltima Noche de Gala en Palacio Municipal, se presentarán sus integrantes, bajo la dirección de Teresa “Beba” Rodríguez, quien recibió el Reconocimiento al Mérito Artístico y Académico FAOT 2019, de manos de la Gobernadora el pasado 19 de enero.

 

Una joya del Festival

Ariadne Montijo, soprano, quien en 2016 recibió el Reconocimiento al Talento Joven FAOT, participa en el desarrollo del taller.  Conceptualiza: “Es una joya del Festival que yo espero se quede como parte del programa, el festival no solo traes a cantantes, también los produce”.

Dice Ariadne que la idea es de Mario Welfo Álvarez Beltrán, director de Instituto Sonorense de Cultura (ISC). “Esto como una creación del FAOT para apoyar a la nueva generación de cantantes que yo creo que es importantísimo. Todos estos cursos, lo digo como alumna, representan una gran inversión que la mayoría no tenemos, entonces ¿de dónde salen?, de pedir al gobierno, de ahorrar todo el año, de ir a instituciones y buscar becas”.

La soprano sabe que sin preparación no hay avance en la ejecución. Por eso destaca: “Una oportunidad como esta, con maestros de tanta calidad, a veces es inaccesible para nosotros, porque regularmente los cursos con estas características se dan en otro país y uno como estudiante debe pagar sus viajes, y el curso mismo. Siendo reales, eso no es posible para muchos de quienes estudiamos canto”.

FAOT, remarca Montijo, “Está haciendo una inversión en la cultura y en los jóvenes cantantes de ópera, que al final de cuentas este es un Festival vocal que también está preocupado por los cantantes mexicanos”.

México tiene talento vocal en exceso

La maestra Teresa “Beba” Rodríguez dirige la primera edición del Taller de ópera. Los jóvenes que lo integran, a manera de colofón, darán muestra de lo aprendido en un concierto en Palacio Municipal de Álamos, el viernes 25 de enero como parte de las Noches de Gala.

Respecto de este taller dice que los objetivos son apoyar a todos los “súper talentos” que tenemos en este país.

El conocimiento de causa rige en las palabras de Teresa. Los años y constancia lo avalan. Por eso no es de gratis lo que afirma cuando habla del talento de los cantantes mexicanos.

“México tiene exceso de talento vocal, lo interesante es traerles a formadores que tienen el nivel más alto y que pueden trabajar con los elementos que tenemos aquí”.

–La ópera vive a contracorriente en este país.

–La ópera siempre ha estado así, pero sí ha tenido sus años más de oro. Me tocó trabajar en Bellas Artes cuando se hacían 84 funciones, y antes de que entrara yo se hacían 96, había mucho movimiento, ahora creo que se hacen veinte, pero ahora hay más cantantes que antes que eran diferentes condiciones. México siempre va a exportar voces. Antes había menos cantidad de cantantes y muchas más oportunidades de trabajo, ahora hay más cantantes y mucho menos oportunidades de desarrollarse, pero en lo que a mí concierne, que es la formación, mis años los he dedicado a traer gente de altísimo nivel para que por lo menos estén listos.

En su visión respecto de la formación de públicos, Teresa advierte que en México la mayoría de presentaciones de ópera son gratis, en lo cual difiere, “Se debería de cobrar por lo menos cinco pesos para que la gente entienda que cuesta mucho hacerlo”.

México tiene algo especial que produce en sus cantantes

La voz toma imprime sus matices. Un canto similitud del movimiento de la marea. El alumno acata de su maestro el curso óptimo que este le indica. El salón se llena de canto en este primer Taller de ópera que se imparte en contexto del Festival Alfonso Ortiz Tirado (FAOT 2019), y en el que participan quince alumnos provenientes de diversos estados de México.

Carlos Conde es el profesor de voz. Oriundo de Puerto Rico, desembarca en Sonora para proponer su conocimiento. Carlos se enteró de esta convocatoria mientras viajaba en altamar. Desde allí contrató el servicio de internet para escuchar las propuestas en voz de los jóvenes que se inscribieron en el taller.

“Por eso es que ya conocía las voces de estos chicos”, advierte. “Y desde ese momento empezamos a trabajar”.

Carlos Conde declara que México tiene algo especial que produce en sus cantantes. “No sé si sea el chile, esto es tan misterioso como Turandot”. Debido a ese misterio es que feliz aceptó la invitación para ser parte de los maestros del Taller de ópera.

Accesible y con la pasión por el canto como una rúbrica en sus ojos, Conde reparte euforia en sus comentarios respectos del taller. Todo lo que pudo hacer y decir con los alumnos, los sonorenses de gran calidad, advierte, y los del resto del país, garbanzos de a libra que por los años que le restan de vida, permanecerá monitoreándolos, como lo ha hecho desde siempre con sus alumnos.

En el preámbulo de su exposición, Carlos acepta el convite y entona las notas de La vikina, canción que ha interpretado en diversas ocasiones. “Ojalá pudiera acompañarme con el Mariachi Vargas este canto”, subraya del verso final.

Algo tiene México que lo tomó parte de su vida como un designio, desde que Carlos inició sus estudios en Juilliard, universidad en la que coincidió con Fernando de la Mora y con la maestra Teresa Rodríguez, directora del Taller de ópera.

Carlos Conde hizo click con los alumnos. El salón es testigo, la clase más interesante bajo las notas de un piano. Esto es el taller de Ópera que se instaura por primera vez en FAOT.

 

 

Un taller para reforzar el criterio

Siempre había tenido ganas de participar en el Festival Alfonso Ortiz Tirado. Porque aquí se han presentados los consagrados del bel canto.

En la página de Facebook de mismos Festival, fue que Alejandro del Ángel se enteró de la convocatoria de Taller de ópera. Pronto habló con Teresa Rodríguez, quien es su maestra en la Ciudad de México, le preguntó acerca de la convocatoria, allí obtuvo los detalles requeridos para aplicar.

Alejandro es oriundo de Guadalajara, Jalisco. Le gusta el futbol, le va  a las Chivas. Quizá allí ejerció sus primeros cánticos. El destino que es la voz lo ha puesto en Sonora, como integrante de este Taller de ópera.

En el mismo escenario donde se han presentado los grandes, esos que subraya Alejandro: Francisco Araiza, Arturo Chacón y María Katzarava. “Por eso las ganas de venir a conocer el festival y ser parte de él”.

Sobre los resultados del Taller de ópera, Alejandro pondera que éste le ayuda a formar un criterio, “Oyes tantas opiniones que te permites indagar en tu voz por medio del canto, a ver, voy a calar por aquí en estas clases que son para eso, equivocarse y aprender. Este Taller te permite reforzar tu criterio, encontrar cosas de las que dirás esto me funciona y esto no. También las relaciones, creo que los maestros que trajeron son muy buenos y te ayudan para tener mejores relaciones y oportunidades”.

Alejandro vive su propio sueño. Hoy actúa en el escenario de Palacio Municipal de Álamos, en el programa de noche de gala y en el cual interpretará, entre otros temas, “Un aria de la ópera de Macbeth, de Verdi, que se llama Ah la paterna mano; un cuarteto de la ópera La Bohéme, de Puccini…”