Noticias FAOT

Entérate de todo
26
Ene

“Sí, señor”: el FAOT tronó con los de los beats y rimas de Pato Machete

Samantha Leyva

Álamos, Sonora, 25 de enero de 2018.- Como foro alterno, la Plaza de Armas tuvo un variado programa, que incluyó la más diversa selección de géneros musicales para el gusto de todo el público.

A pesar de los prejuicios que su imagen podría provocar, la sencillez y humildad de Pato Machete es una incipiente cualidad del rapero regiomontano, que tuvo presencia el jueves 25 de enero en de la Ciudad de los Portales durante la edición 34 del Festival Alfonso Ortiz Tirado.

En conversación con los medios, Patricio Elizalde, mejor conocido como Pato Machete, agradeció: “que nos tomen en cuenta para este festival tan variado nos da mucho orgullo, y a la vez, nos compromete y nos hace esforzarnos cada vez más, para corresponder con esta distinción que nos hacen”.FAOT 2018 Pato Machete (3)

Una de las ideas de Pato, es que los ritmos urbanos han sido infravalorados, o dejados de lado, por quienes hacen otro tipo de música, tal vez académica, o más complicada en ejecución y composición: “pero tener el feeling y el corazón para tocar cumbia, por ejemplo, para transmitirla y para que la gente regrese esa energía, creo que es más complicado que el saber leer una partitura”.

Ya arriba del escenario, el rapero hace que la audiencia mueva la cabeza al ritmo de los beats del hip-hop. Algunas líneas se corean: “No se fracasa si existe un comienzo, ser transparente te transporta “Ileso”, además de “Así son mis días”, ambas del colectivo regio Control Machete, que se consagró durante el movimiento musical de la Avanzada Regia.

El jugar con todos los elementos es necesario cuando de mezclas musicales se trata. “Cuando rapeas haces cortes entre géneros”, dice: “de eso se nutre el hip-hop: del funk, rock, rap, de todos los géneros”, aunque la “onda” de Pato Machete siempre se ha ido por la fusión entre el son huasteco, la cumbia y lo norteño, pero también influenciados por lo gabacho y lo europeo.FAOT 2018 Pato Machete

El mortífero bajo de los beats se siente; en el estómago, en los pies, en las manos arriba. Se escucha el disc jockey, que cocina el sonido, y lo sabemos cada vez que scratchea las tornas. “Podrían estar en cualquier lugar, pero siguen aquí”, dice la banda del Machete.

Hay algunos sombrerudos como espectadores. Se podría pensar que es difícil llegar a tierra sonorense, y especialmente a una edición del FAOT, con una propuesta cuyo cauce se origina en la contracultura, en el barrio. Pero “el rap es solo una forma más de expresión, que la gente ha ido adaptando”, mencionó el rapero mexicano: “el festival es para que la gente que disfrute y que los artistas de todos los géneros tengamos el acercamiento con el público”.

Y es precisamente ahí, en el público, donde hay niños, niñas,  adolescentes, jóvenes, adultos, abuelitas y abuelitos. No está definido por ningún indicador demográfico, y aunque la audiencia parezca difícil, todos y todas colaboran cuando de levantar el brazo se trata.

“Sí, señor” y “¿Comprendes Mendes?” fueron dos de los temas más populares de la agrupación regia Control Machete que fueron guardados para el cierre. Celso Piña viene después, e invitaría al Machete a subir al show del rebelde del acordeón para interpretar “Aunque no sea conmigo”, de Bunbury; “Macondo” y una de las más esperadas: “Cumbia sobre el río”, con la que concluyó su participación en FAOT, al que despidió, como siempre, con su “¡Gracias, familia!”.